El Tribunal Supremo aplica por primera vez la "perspectiva de género"

El Tribunal Supremo aplica por primera vez la "perspectiva de género"

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha aplicado por primera vez la perspectiva de género en un caso de intento de asesinato de un hombre a su mujer. Se eleva así la pena impuesta de 12 años a 16 años y 8 meses de prisión, al entender que el delito que cometió fue el de asesinato en grado de tentativa con la agravante de parentesco, en vez de un homicidio intentado, por apreciar alevosía en el agresor por la nula capacidad de defensa de la mujer a la que asestó ocho puñaladas delante de su hija.

En la sentencia se analiza la acción desplegada por el hombre sobre la mujer desde una perspectiva de género, lo que supone un aseguramiento de la acción agresiva. Según el Alto Tribunal, la defensa de la víctima fue inviable, lo que lleva a apreciar alevosía, pues el ataque fue de forma desproporcionada e hizo ineficaz e imposible un mecanismo defensivo por la anulación absoluta de las posibilidades de defensa de la víctima.